24 de mayo de 2009

MAD SEASON

Por Non Omnis Moriarte
La historia de Mad Season fue corta, pero sólo en apariencia. Ecléctica como su nombre y grandiosa como el cúmulo de los trasfondos que de su biografía se desprenden, esta banda nació y murió en lo físico para dejar huella en el tiempo, en el espíritu.

Se agitaba sobre el sonoro transcurso de la década de los noventa del siglo pasado el denominado “Grunge” y un halo de extinción, de soledad, de ruina parecía cernirse sobre las espaldas de toda una camada de jóvenes incomprendidos, insignes a partir sus dolores internos provenientes en muchos casos desde la infancia, que contagiaban como un virus el sentimiento de la no pertenencia a una sociedad que restringía en todo sentido, creando con ello paradójicamente un recinto donde millones nos hallamos con los ojos, bocas, corazones y oídos abiertos.
“Smell Like Teen Spirit”, la polémica canción de Nirvana que alcanzó pronto los primeros lugares de las listas internacionales, millonarias ventas y culpable de que el mundo volteará la mirada hacia ese rincón del planeta y sus propuestas fue de algún modo también la responsable (al menos para los que le atribuyen la paternidad del Grunge) de sembrar la duda de lo que deparaba el futuro a la generación “X”, todo parecía apuntar hacia una nueva revolución, gestada a partir de lo que años antes se venía trabajando en varios estados de la nación americana y que explosionó con mayor fuerza desde los foros underground de Seattle en Washington, donde hacían lo propio bandas como Mother Love Bone (de la que fue vocalista Andy Wood y de la que posteriormente nacerían Temple of the Dog y Pearl Jam), Alice in Chains, Screaming Trees, Skin Yard, Seaweed o Love Battery; sólo por citar algunas.
Quizá cansados o aburridos de las eufonías de Seattle y de sus respectivas cofradías, Layne Staley (vocalista de Alice in Chains), Mike McCready (guitarrista de Pearl Jam), Barrett Martin (baterista de Screaming Trees) y John Baker Saunders (bajista de Walkabouts) deciden fundar un grupo que sonara más a Blues (sus verdaderas raíces) y que contara a su modo la visión del mundo que poseía cada integrante. Durante sus primeros ensayos tenían ya un nombre para la banda: “The Gacy Bunch”, inspirado en el asesino en serie John Wayne Gacy y un programa de televisión llamado “The Brady Bunch”, de cierta fama durante la década de los setenta. Al final optaron por Mad Season, que hace referencia al periodo durante el cual se recolectan los hongos alucinógenos.

Un solo disco (“Above”, publicado en marzo de 1995) bastó para pasar a la historia como uno de los grupos más emblemáticos de todos los tiempos; aunque como en muchos de los casos, con poca difusión, alcanzó el disco de oro por ventas y el platino de la memoria para consagrarse a través de los 10 temas que lo integran.

Para fines del último decenio del siglo pasado, Layne Staley padecía ya una severa adicción a las drogas, la más fuerte a la heroína, por lo que tuvo que ausentarse para que el frontman de los Screaming Trees (Mark Lanegan), quien además fue colaborador del único disco de Mad Season, ocupara definitivamente su lugar. Con ello también cambió el nombre de la banda a Disinformation, antelando el deceso de la misma.

Tras perderse por dos semanas sin que nadie supiera de él; quizá una de las tantas consecuencias fuera la muerte de su novia años atrás, Staley dispuso para sus adentros una suculenta mezcla de cocaína, heroína y alcohol, lo que le llevó a la inevitable muerte. El 19 de abril del año 2002 su cuerpo en descomposición fue hallado en el interior de su departamento y reconocido sólo por la dentadura. Un día después CNN, entre otras tantas cadenas de TV y radio, daría la noticia.

Todos los cortes de “Above” explican en cierto sentido el malestar moral de aquélla juventud que se fue pronto y que jamás regresará, mas permanecerá en nuestras reminiscencias, en nuestras páginas, en nuestras almas, como vestigios de lo que anhelamos ser y no pudimos.

Habrá que despertar; ¡Despierta hombre joven, es tiempo! Siempre existirá una estación para nuestra propia locura.

Tracklist:
1-Wake Up
2-X-Ray Mind
3-River of Deceit
4-I'm Above
5-Artificial Red
6-Lifeless Dead
7-I Don't Know Anything
8-Long Gone Day
9-November Hotel
10-All Alone

Wake up, wake up, wake up!:

3 comentarios:

Chrontázar dijo...

Chicos, qué buen disco se acaban de subir, en verdad que Layne Staley era uno de los mejores cantantes de la década de los noventa. De hecho, estaba recordando con resignación mientras escuchaba el Unplugged de Alice in Chains la muerte de su vocalista y recordé que en MTV, en uno de esos estúpidos programas que tienen para que envidiemos a los famosos, cómo el guitarrista Jerry Cantrell tenía un rancho enorme donde vivía plácidamente con todos los lujos posibles. Que la música viva lejos de los que la hacen, para que no se contamine.

Anónimo dijo...

che hay un problema con el link, algo de la cuenta de rapidshare del uploader, pueden subirlo de nuevo?

José Angel dijo...

Que buen aporte, tuve el chance de ver en concierto a AIC a mediados de los 90, fue una gran banda en vivo.
A la memoria de Layne Staley.

Publicar un comentario

Discos relacionados

Pachekeras Relacionadas