21 de septiembre de 2009

ALEJANDRO MARCOVICH/NOCTURNAL EP

Tras una larga ausencia y toda una historia como uno de los mitos más representativos del rock en México, paradójicamente siendo argentino, el regreso (en el 2003) del guitarrista Alejandro Marcovich trajo consigo un buen sabor de boca, que deja como rastro innegable después de degustar esta producción discográfica.
“Nocturnal”, fue el EP con el que Marcovich resucitó del olvido sobre los escenarios más parcos de la ciudad de México, en un ambiente en su mayoría íntimo, resulta un viaje acústico por las entrañas de una fe que no relega el poder de las letras tradicionales y los sonidos contemporáneos en cuatro canciones que reúnen, entre otros, a Violeta Parra con su ya clásica “Gracias a la Vida” y José López Alavés con su “Canción Mixteca”. La delicadeza con que Mamselle, pródigo descubrimiento de Marcovich, adorna este recital nocturno no es una mera casualidad. Se nota en las voces y coros una comprometida y fina escuela lírica. Romper el silencio de la noche resulta positivo así y fácil de digerir, incluso para los más exigentes.
Acompañan en este breve, pero intenso proyecto Daniel Aspuru, en la batería y percusiones; Uriel Natenzon y Gabriel Núñez en los bajos y, como ya comentamos, Mamselle en la voz y coros, como sutil refugio de la memoria que nos pertenece por añadidura.
“Nocturnal” es un regalo para el oído y el sueño, con el que Alejandro Marcovich demuestra una vez más que no le es necesaria la presencia de aquellos que no creen en su potencial y riqueza como músico, así como en su condición creativa. Es un guitarrista que lo mismo toca música vernácula, que clásica o rock, sin importar tanto la crítica; al fin y al cabo ésta siempre llega para bien o para mal, o para todo lo contrario. Otra de las ventajas de producir un disco como “Nocturnal”, de la que se encargó en su totalidad Marcovich, fue el precio con el que se puso a la venta en cierta cadena de renombre alrededor de todo México; de 30 a 45 pesos no resultó un gasto burdo, sino más bien una excelente inversión para aquellos que se jactan de escuchar buenas propuestas. Así que, finalmente, no nos resta más que recomendar ampliamente este excelente disco, muy bueno a pesar de ser tan lacónico.
Así suena Latinoamérica, y en especial nuestro país (al que debe tenerle cierto agradecimiento), en las cuerdas de Alejandro Marcovich.
Tracklist:
1) No Volveré
2) Gracias a la Vida
3) Nocturnal
4) Canción Mixteca

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Discos relacionados

Pachekeras Relacionadas