18 de enero de 2012

¿Fumaste mota verá wey?

Imagen
Iba de regreso a casa despues de una jornada de trabajo, un día normal. De repente noto que hay un retén de policias estatales deteniendo y revisando a los vehículos. En ese momento me sentí frio y entumido, todavía llevaba prendido el churro en mi mano. Rápidamente lo arrojé por la ventana.
- Ojalá y que no apeste mucho el carro - Pensaba para mí. Pero pues llevaba una pestilencia de la chingada, era inevitable darse cuenta de que alguien estuvo fumando minutos antes en ese carro.
Mientras me acercaba al punto de revisión traté de calmarme y disimular.. me acercaba cada vez más.. otro poco más.. en el momento en que el policia me hizo la señal de que no me apartara del flujo normal casi grito de felicidad.
- Ya la libré, awebo! - Pensé. De repente otro policia más adelante me hace la señal de reducir la velocidad (ya saben.. como moviendo la mano de arriba a abajo), pero yo pendejo (pendejísimo!) lo confundí con la señal de deténgase, y pues me detuve.
- Si Sr. oficial, dígame - Le digo al poli.
- No, la señal que le hice fue para que redujera la velocidad, no para que se detuviera - Me corrige el poli.
- Ok, muchas gracias - Le contesté, pero temblando de nervios. Me dispongo a continuar mi recorrido cuando el poli nota algo raro en mí (y pues cómo no!!) y me dice:
- A ver mejor si deténgase- Me detengo.
- ¿De dónde viene?
- Del trabajo - le respondo y me apresuro a enseñarle mi credencial del trabajo, un poco deteriorada y de cartulina.
- A ver ahoríllese - me dice revisando mi identificación.
- Verga! - pensé, ya valió madres!!, me van a revisar el auto y van a notar que venía fumando mota. En ese momento empecé a sudar frio y mi cuerpo se entumió. Cuando me ahorillaba casi golpeo a otro auto, vale madres!.. ¿Así o más balcón? Me cagaba de nervios.
Acercar (dimensiones reales: 300 x 225)Imagen
Por fin me estaciono y apago el auto, espero a que el poli se acerque.
El poli me hace preguntas sobre el trabajo, a qué me dedico, como se llama la empresa, etc.
El poli abre la puerta del copiloto y sí, claro! notó que olía un chingo a mota. Metió la cabeza todo lo que pudo, abrió la guantera, buscaba algo, y de vez en cuando me buscaba la mirada para ver si traia los ojos rojos, afortunadamente me había puesto gotas ;)
- Sólo como parte de la rutina de revisión, ¿Me permite oler sus dedos? - Me dice el poli.
Acercar (dimensiones reales: 334 x 334)Imagen
- Claro que si oficial - Le respondo.
Toma mi mano derecha y suspira fuertemente, se rie y me dice:
- ¿Fumaste mota verá wey?
- Claro que no señor oficial - Le respondo cagándome del miedo.
- ¿Me permite oler su otra mano? - Me pregunta.
Acercar (dimensiones reales: 400 x 300)Imagen
- Claro que si oficial - Le respondo y le acerco mi mano izquierda.
Toma mi otra mano, suspira fuertemente, se vuelve a reir y me dice:
- A huevo que fumaste mota cabrón.
- No mi jefe - le respondo.
- No trates de verme la cara de pendejo - Me aclara.
- No mi jefe.. pues que pasó? - no se que decirle.
- Mira, si me dices la verdad la vas a librar sin pedos, pero si me dices mentiras tratándome de ver la cara de pendejo y te reviso y te caigo con algo te voy a trabar - Me advierte el poli.
He notado que eso lo hacen todos los polis, tratan de hacerse tus cuates, para que les digas la verdad y al final te terminen trabando.
- ¿Fumaste mota o no cabrón? - Me pregunta.
- No mi jefe, no fumé mota - haciéndole al serio.
- ¿Fumaste mota o no? - Me vuelve a preguntar más lentamente y mueve su mano cada que menciona una por una de las palabras.
No se que responderle..
- Si fumé.. pero ayer - Le respondo titubeando.
- Por eso huele a mota el carro y mis dedos - tratando de argumentar algo.
El poli se sonrié como diciendo - Ya nos estamos entendiendo.
- Ahora te voy a preguntar otra cosa, ¿Traes mota ahorita contigo? ¿Sí o No? - Me pregunta.
Con toda la seriedad y sin titubear le respondo - No, no traigo mota conmigo. Aunque realmente traia un hitter, y un papel con restos de mota, ni lo de una carga de un hitter. Sabía que no me harían nada por esa cantidad, comienzo a tomar confianza.
El poli se rie y me pregunta - Mira cabrón, más te conviene decirme la verdad, porque si te encuentro mota te voy a trabar, si me dices la neta te dejo ir. Ay si Chuchita! Sicomono!
Con la misma seriedad que la vez anterior le respondo - No oficial, no tengo mota conmigo.
- Te voy a revisar y te voy a trabar - Me amenaza.
- Adelante oficial, revise todo lo que guste - Le respondo.
En ese momento se acerca otro poli mas ruco, supongo que es su superior o comanche.
El comanche le pregunta que cuál es le pedo conmigo. El otro poli simplemente le dice que no me parezco en la foto de mi identificación del trabajo. El comanche observa la credencial.. me observa a mí y le dice:
- Déjalo ir.
¿Escuché bien?, la estoy librando! - pensé. Estaba a punto de soltar una sonrisota cuando en eso se asoma el poli para entregarme mi identificación y me dice:
- Te salvaste cabrón, pero yo se que acabas de fumar mota - Son su sonrisa de "eres un jijo de la chingada".
Tomé mi identificación y emprendí la partida lentamente.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

chingon jajaja la libraste

Anónimo dijo...

ps que suerte ja......

Anónimo dijo...

shh hermano que historia, gracias por compartirla tan amenamente con la prole carnal, buen dia

Anónimo dijo...

La neta es que igual si le dices que si traes hasta le dice mire me mocho con un toquesito pa´usted y te deja ir y el wey se queda bien contento porque eso es lo que quería, la neta si te hubiese querido chingar le hubiese dicho a su superior que oliera el carro o que el hiciera las pruebas, la neta queria que se mochara.

Felices humos.

Kuervo dijo...

jejeje, me hizo recordar una mañana sabatina en la que en la casa de un compa, nos atizamos chido y sabroso, luego decidimos salir a la tienda por un refresquito pal despegolin, justo cuando vamos llegando a la tienda que quedaba perpendicularmente al cantón donde estabamos, que se aparece una perrada de polis; como siete o nueve unidades, con dos compas pasamos entre la tercer y cuarta unidad, los de la cuarta se nos quedan viendo como diciendo a estos vatos los atoramos y ya estaban prestos p'a salir al apañon, y en ese momento los tripulantes de la tercer patrulla hicieron señas como dando a entender que no había pex con nosotros, igual con esos valedores nos metimos a la tienda sin siquiera chistar (pero con los esos en la garganta); sacamos nuestro refrancito y todavía salimos a asomarnos a la puerta.

[plática de esos momentos ]

De todas formas ni traemos nada ¿verdad?
- yo no ¿y tú?
- chale yo si, y aparte la cara de grifos...

Anónimo dijo...

jajajajajaja haaayyyy puto... pero nada supera la ADUANA PANAMEÑA

Publicar un comentario

Discos relacionados

Pachekeras Relacionadas