15 de septiembre de 2008

Richard Wright - Wet Dream

Rick Wright se incorporó al grupo Sigma 6 en 1964, una de las versiones previas de lo que acabaría llamándose Pink Floyd, con Roger Waters, Nick Mason y Bob Klose.
Aunque no brilló por ser un compositor prolífico como años más tarde lo haría Roger Waters, Wright hizo contribuciones esenciales al sonido de la banda en temas como "A Saucerful of Secrets", "Echoes", y "Shine on You Crazy Diamond", de la mano de su fiel Órgano Hammond, su atracción por el uso del Sintetizador y su principal inspiración, el Jazz. Para el álbum Dark Side of the Moon realizó sus más importantes aportes, componiendo dos de los temas más importantes del álbum: "The Great Gig in the Sky" y "Us and Them".

Wright también participa en la parte vocal de varias de las canciones de Pink Floyd, principalmente cantando sus propios
temas, haciendo coros y armonías.
En 1978 Richard Wright grabó y lanzó su primer disco solista llamado "Wet Dream", disco del cual estuvo muy avergonzado y lo llamó un "error experimental". En aquel disco trabajó junto a Snowy White como guitarrista, ex thin Lizzy y miembro de apoyo de Pink Floyd, actualmente guitarrista de Roger Waters.
En estos años comenzó a tener muchos problemas con Roger Waters, problemas que ya en 1979 le resultaban insostenibles.

Roger terminó por amenazar con quemar todas las pistas del disco que se encontraban grabando, The Wall, a menos que él abandonara la banda. Wright finalmente cedió y abandonó el grupo, aunque siguió participando durante la breve gira de 29 shows que se realizó con ese álbum en 1980 y 1981, como músico contratado. Irónicamente fue así como se convirtió en el único miembro de la banda que pudo obtener ganancias debido al costoso montaje del espectáculo de The Wall, la serie de espectáculos de Rock más grandes en la historia. En el álbum The Final Cut (1983) de Pink Floyd, Wright ya no participó.
Fuente: la wiki

2 comentarios:

José dijo...

Excelente comentario el tuyo , enhorabuena.
Este disco cuando salió fue muy vapuleado por la crítica musical que se cebó en el de una manera injusta , haciendo que el propio Richard Wright dudase de la validez de este trabajo.
Hace años que Wright declaró que habia recapacitado y que lo volvia a considerar un buen disco.
Es , para mí un disco precioso ,que siempre me ha gustado , con puro sonido (no es un ``concepto´´ ni un disco de textos o palabras) y extensos solos de guitarra y saxo . Richard canta con su melancolica voz esos temas con abundantes modulaciones al modo menor ,mucho organo hammond y piano, un disco para oir relajado , para momentos intimos , para paladear sin prejuicios .
Byrdy

Anónimo dijo...

Maravilloso álbum, de calidad y sonido impecables.

Honestamente, considero que este disco es una verdadera obra maestra. Es íntimo, melódico, armonioso, contemplativo; suave y poderoso a la vez. Muchos han criticado su notable parecido con Pink Floyd. Cómo no tenerlo si él era parte y también creador de ese inconfundible sonido? Acaso podríamos criticar a Gilmour por parecerse a sí mismo?
Qué pena que la crítica injustificada y feroz hayan desanimado su labor creativa. Seguramente Wright hubiera realizado, al igual que Gilmour, cosas maravillosas, que estaríamos disfrutando, en la plenitud de su madurez.
Wet Dream es, definitivamente, una joya.
Emilio.

Publicar un comentario

Discos relacionados

Pachekeras Relacionadas